COVA DA DONCELLA

Cueva de la Doncella - Cova do Encanto | GALICIA MÁXICA

Localización

A Cova dos Encantos, aunque más conocida como Cueva de la Doncella, se localiza en los escarpados acantilados de la parroquia de Covas, Viveiro, en una de las esquinas de la ensenada que forma la playa de Abrela, entre las puntas de Punta da Insua y Punta do Cabalo. Abajo podremos ver el mapa con la localización exacta de la esta cavidad. El lugar pertenece a IBA Punta Candieira-Ría de Ortigueira-Estaca de Bares y está protegido por LIC Costa da Mariña Occidental.

Vista desde la cueva
Foto: Ana Maria Rodriguez Prieto

Descripción

La cueva de la Doncella se engloba dentro del conjunto histórico del llamado Forno dos Mouros y se trata de una profunda cavidad de unos 15 metros de largo. La pequeña boca de entrada de la cueva presenta una apertura de unos 80 cm de diámetro excavada en la misma roca. Deberás entrar en la gruta a gatas aunque sólo lo harás en sus primeros metros. Al avanzar, la altura será mayor, por lo que podremos acceder hasta el final fácilmente, un final que se abre como una puerta al vacío del acantilado y desde donde podremos tener unas maravillosas vistas de esta costa de A Mariña. Pero cuidado, por debajo tendremos una pared vertical de más de 10 metros que remata en roca y mar, así que mucho ojo y no os despistéis ni perdáis de vista a nadie ni un segundo.

Foto: Ana Maria Rodriguez Prieto

Es un mirador sorprendente que forma un balcón sobre el mar que muestra como regalo por haber llegado hasta aquí un paisaje increíble, un arte natural labrado por los años y la naturaleza que solo entiende de belleza en forma de furnas, acantilados y el inmenso mar que nos hace soñar en azul. Hay un sin fin de sensaciones que se mezclan con la opresión, y para algunos quizás la claustrofobia de la cueva, con el aire y la sensación de infinito y libertad que nos transmite el mar.

Entrada a la cueva
Foto: Ana Maria Rodriguez Prieto

¿Qué era o quién hizo esta cueva?

A falta de estudios importantes, la formación y por tanto la utilidad de la cueva de la Doncella no está nada clara. De momento nos tendremos que conformar con las numerosas hipótesis y especulaciones que circulan alrededor de ella. Lo que sí parece claro es que se trata de una formación artificial, pero es muy difícil saber su cronología. Aunque hasta el momento no existen indicios de un castro en los alrededores no quiere decir que no lo hubiera y esta cueva podría relacionarse con un pasado milenario. Otras hipótesis nos hablan de la posibilidad de que sea una mina, aunque a pesar de la presencia de hierro en las cercanías, tampoco hay pruebas que así lo corroboren. También escuchamos la posibilidad de que fuera un emplazamiento de vigilancia de entre los siglos XVI y XVIII, debido a su posición estratégica en la bocana de la ría de Viveiro. Los más aventureros y fantasiosos nos hablan de guarida de piratas y escondite de sus tesoros.

Galería
Foto: Ana Maria Rodriguez Prieto

Leyendas

Como todo lugar mágico esconde una leyenda. Una de ellas nos cuenta que habita en la cueva una hermosa doncella de cabellos rubios y vestida de blanco. Quizás en este lugar el ser mitológico original de la leyenda fuera una moura y posteriormente fuera convertida en “doncella”, pues no es habitual esta figura en la mitología gallega. Esta doncella fue retenida aquí en la cueva por un rey moro y todos los años al amanecer y coincidiendo con la mágica festividad de San Xoán baja a los acantilados a bañarse y peinar sus pelos con peines de oro, semejante a muchas otras leyendas en Galicia que hablan de mouras en pozas y ríos.

Cueva de la Doncella
Foto: Ana Maria Rodriguez Prieto

Cómo llegar

Se sitúa entre Punta Insua y Punta do Cabalo en Viveiro, pero su falta de señalización y acondicionamiento, hacen que el acceso hasta ella no sea fácil, aunque tampoco complicado. Lo mejor es dejar el vehículo en el aparcamiento del antiguo cargadero de la Ría de Viveiro y seguir andando la pista que se dirige hacia la Punta Insua. Después de casi 900 metros y cuando notemos que nos acerquemos al acantilado deberemos buscar la entrada a la Cueva de la Doncella.