El Hórreo de Araño

En Rianxo (A Coruña) nos encontramos el hórreo do Araño. Catalogado Bien de Interés Cultural (BIC), esta construcción del siglo XVII posee una longitud de 37,05 metros, por lo que se le considera el más largo del planeta de los que se tiene constancia. Su capacidad de almacenamiento ronda los 170 metros cúbicos.

El hórreo de Araño en Rianxo forma parte de un bonito conjunto arquitectónico compuesto además por la iglesia de Santa Baia y la pequeñita capilla de dedicada a Nuestra Señora de los Milagros de Araño. Este hórreo de 37 metros de longitud, 2,40 m de ancho, casi 2,70 de altura y una capacidad total de 170 m3 nos da una muestra del verdadero poder de la iglesia del siglo XVII en Galicia, siglo en el que fue construido. Se trata del hórreo más largo de Galicia, superando a los de Carnota y Lira. La diferencia es que este no dispone de pies como sus competidores, pero no por ello deja de ser un hórreo.

En él almacenaban la cosecha de los habitantes, los cuales debían dar una parte de ella al clero.

Fuera del recinto observaremos también lo que parece un viejo palomar y la magnifica casa rectoral, pertenecientes también al complejo.

El hórreo se compone de una cámara de almacenaje oblonga, estrecha y permeable al paso del aire. Se encuentra separada del suelo para evitar la entrada de humedad y animales.

En Galicia conviven tres tipologías básicas de hórreo: el tipo gallego (también llamado «gallego-portugués») de madera de castaño, piedra o mixto; el tipo asturiano y el hórreo de varas. Este último, menos elaborado, comprende pequeños graneros portátiles ligeros, hechos de materiales vegetales. Se calcula que en 2004 existían 30.000 hórreos.

El hórreo más largo de Galicia es el de Araño y se encuentra dentro de una finca cerrada por un muro de piedra que pertenece a la rectoral. Se construyó a mediados del siglo XVII, constituyendo una muestra del poder económico que alcanzó el clero rural gallego en esa época.

Con unas dimensiones de 37,05 metros de longitud, 2,40 de ancho y 2,70 de altura media, este hórreo está construido en piedra y cuenta con cubierta de teja a dos aguas. Dispone de remates superiores con cruz central y dos pequeñas figuras piramidales en los lados. Se abren dos puertas en su parte longitudinal que miran hacia la iglesia de Santa Baia. Actualmente solo existe una escalera de acceso.

La construcción se apoya en una base corrida de piedra, sobresaliendo en la parte superior de esta base el “tornaratos”. Sirve para evitar que los roedores no lleguen a la cosecha, los ratones pueden trepar en vertical pero nunca ponerse boca abajo. De esta forma, al llegar al tornaratos, se caen sin alcanzar el interior del hórreo.

Los hórreos de mayor capacidad solían situarse cerca de casas rectorales e iglesias, ya que parte del producto bruto de las cosechas, el diezmo, la décima parte, era lo que los fieles entregaban a la iglesia en concepto de contribución.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s