Los hórreos de Galicia

Los Hórreos de Galicia

Antes de empezar esta serie de artículos sobre los hórreos gallegos vamos en este artículo a especificar alguna cosa sobre sus partes, estructura y utilidades.

El hórreo es la construcción realizada por el hombre después de largo tiempo observando la forma de almacenar, secar y conservar el grano, el cual exige una buena ventilación, aislamiento y protección de la humedad, además de un adecuado sistema de defensa contra  insectos, roedores y pájaros.

Existen distintas formas de hórreos: redondos, cuadrados, octogonales, rectangulares y hasta en forma de “L”

Por los materiales utilizados en su construcción  los hórreos pueden ser: de varas, madera, piedra y mixto.

La  forma del mismo y los materiales empleados dependían del grano que se iba a almacenar (porque no solo almacenaba maíz sino también trigo, centeno…), del clima de la zona,  de la cantidad de grano,  la fantasía del constructor y los medios económicos de los que se disponía.

El origen  de esta clase de construcción no está determina, aunque existen documentos muy antigüos en los que se hace referencia a ellos.

Aunque creemos que la antigüedad de cada uno de ellos viene determinada en la frase dicha una y otra vez por los dueños: “Yo siempre lo recuerdo ahí”

Las partes más relevantes de un hórreo son:  tornaformigas, soportes, tornarratos, dinteles, claros, penales, pinches, tejados, sobrecenas y adornos (cruces y turulecos).

Tornaformigas: Es la pequeña fosa que rodea a pie y está llena de agua para evitar la subida de las hormigas al granero.

Soportes: Son los que elevan al granero del suelo, para mejor aireación del mismo.

Existen  distintas clases de soportes: pies, cepas y cerrados.

Pies: Pueden ser de piedra y de madera. Sus formas son múltiples y los que más abundan son cuadrados, cilíndricos y hexagonales.

Cepas: Son del ancho del granero y normalmente son de cantería o mampostería.

Celeiros: Este sistema está formado por cuatro paredes y su interior es aprovechado para distintos usos: bodega, despensa…

Hay hórreos que poseen mezcla de distintos soportes.

Tornarratos: Llamamos así a la parte del hórreo que no permite el acceso al granero a los roedores y demás animales.

Sus formas son variadas: redondos, ovalados, cuadrados y en forma de mesa.

Dinteles: Soportan el peso del granero y van apoyados sobe los “tornarratos”. Pueden ser de piedra o madera.

Claros: Son los espacios en los que está dividida la cámara del hórreo y su tamaño depende de la zona geográfica donde este situado.

Penales: Son los cabezales del granero, pueden ser de madera o piedra.

Pinches: Parte superior del penal.

Cubierta: Corresponde a la cubierta del granero, existen varios tipos: de paja, pizarra, losas de piedra, teja curva, plana…

Sobrepernas: Piezas de piedra que van colocadas sobre el pinche y generalmente de formas rectangulares.

Adornos: El más conocido es la cruz, pero existe gran variedad de ellos y por eso nosotros los generalizamos con el sobrenombre de “turulecos“

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s