TELE-TRABAJAR EN UNA CASA RURAL

La nueva situación que está viviendo España y el mundo ha hecho cambiar mentalidades. Después de meses de confinamiento y después de que en verano muchos turistas hayan escogido veranear en casas de turismo rural, el paso siguiente es trabajar desde dicho entorno. 

Con la llegada del otoño y la segunda oleada de la pandemia han llegado las nuevas limitaciones de la movilidad pero también otras opciones para no tener que renunciar a una vida al aire libre y con cierta libertad de movimientos. La posibilidad del teletrabajo ha hecho que mucha gente decida dejar sus pisos en las ciudades y optar por otra forma de trabajar al aire libre y desde espacios como los que nos ofrecen las casas rurales. Un ambiente tranquilo y lejos del ruido de la ciudad. Esto no habría sido posible hace poco pero en la actualidad la mayoría de estas casas tienen instalaciones wifi y la cobertura es correcta lo que permite como decimos la posibilidad de trabajar a distancia y con todas las comodidades. 

            

Lo hemos visto también en la televisión. Su perfil es gente joven y con trabajos relacionados con las nuevas tecnologías, que tienen la posibilidad de cambiar su ofina de trabajo a su gusto. Ya no sólo cambian de ciudad incluso cambian de país. Tienen una organización bien articulada y entre ellos se ponen de acuerdo y alquilan viviendas conjuntamente en diferentes lugares. Combinan el trabajo y el placer de recorrer el mundo mientras cumplen con sus obligaciones laborales.