RUTA DEL VINO DEL RIBEIRO

La experiencia en la Ruta del Vino del Ribeiro va mucho más allá de sus vinos y permite al turista escoger entre múltiples propuestas para disfrutar al máximo de su estancia en estas tierras. Empezando por las bodegas que han experimentado una auténtica revolución, consiguiendo el equilibrio perfecto entre tradición y modernización, que se refleja en su innovadora oferta enoturística. 

En la Ruta del Vino del Ribeiro, la naturaleza y el turismo activo cobran también una especial relevancia, con rutas de senderismo y deportes náuticos siguiendo el curso de los ríos que han definido este particular paisaje. En el Ribeiro la cultura del vino nos ha dejado innumerables vestigios históricos, aldeas medievales, juderías, castros, pazos o monasterios, testigos del potencial económico del sector vitivinícola en esta comarca. Todos estos recursos enoturísticos nos han llevado a identificar la Ruta del Vino del Ribeiro como El camino del vino, con el objetivo de trasladar la idea del Ribeiro como una zona con gran riqueza histórica, desde los romanos hasta hoy, pasando por las grandes órdenes monacales, los hidalgos o señores de la tierra y la figura de los arrieiros. 

No hay que olvidarse, además, el turismo termal, auténtico motor económico del Ribeiro en el siglo XIX y que de nuevo toma impulso hoy gracias a los modernos balnearios y termas situados en las orillas de sus ríos. 

Este territorio ofrece muchas y variadas experiencias enoturísticas y desde la Ruta del Vino del Ribeiro queremos invitarte a que las vayas descubriendo. En pareja, en familia o en grupo, tu eliges la forma y nosotros ofrecemos las propuestas, para todos los gustos, paseos en Ecocatamarán, alojamientos entre viñedos, vinoterapia, catas comentadas y todo envuelto en la magia de la cultura del vino.

¡Desde la Asociación Luscofusco te invitamos a probar esta ruta y compartir tu opinión con nosotros!