TORRE DE HERCULES

Las visitas nocturnas a la Torre de Hércules arrancan con lista de espera

Dirección: Avda. de Navarra s/n. 15002 A Coruña
Teléfono: 981 223 730
Horarios:
De lunes a domingo
Semana Santa, del 12 al 22 de abril, de 10.00 a 20.00, con última entrada a las 19.30.
De octubre a mayo: de 10.00 a 18:00 (cierre de entrada a las 17:30h)
De junio a septiembre: de 10:00 a 21:00 (cierre de entrada a las 20:00h)

Entradas
Venta de entradas en el Centro de Información y Atención al Visitante (CIAV) a partir de las 9.45h.

Lunes, entrada libre. Es necesario recoger el ticket en el punto de venta del CIAV. 

ACCESO 

Debido al protocolo sanitario por la covid-19, cada hora solo podrán entrar 10 personas, durando la visita un máximo de 45 minutos, ya que usamos los 15 minutos restantes para desinfectar las zonas de riesgo de contagio.

Las entradas pueden retirarse con un día de antelación a la visita para poder realizarla en el horario deseado, salvo aquellas que se adquieran para las jornadas gratuitas, que sólo podrán recogerse en el mismo día.

La venta anticipada puede dar lugar a que se cubra el aforo diario permitido antes de la hora de cierre. La Torre de Hércules informa a los visitantes que prefieran comprar sus entradas en el momento de acceso directamente en nuestras taquillas* que podría darse esta circunstancia, por lo que no se les podría permitir el acceso con el fin de dar obligado cumplimiento a la normativa vigente en cuanto a limitaciones de aforo.


TARIFAS
Tarifa general: 3 €
*Tarifa reducida: 1,50€
Lunes: entrada libre. Es necesario recoger el ticket de acceso en el punto de venta del CIAV. 

Se aplicará en los siguientes casos:

– Menores de 14 años, titulares de Carné Joven y mayores de 65 años.
– Titulares del Carnet Internacional de Estudiante (ISIC) o Carnet Internacional de Profesor (ITIC).
– Personas en situación legal de desempleo, con presentación de documento acreditativo (España y EU).
– Miembros de familia numerosa, con presentación de documento acreditativo.
– Grupos de más de 20 personas en visita, previamente concertada.
– Los días y en los casos que establezca la Junta de Gobierno.

Cuota cero
Se aplicará en los siguientes casos:

– Grupos educativos del municipio de A Coruña en visita previamente concertada
– Entradas para los profesores responsables de los grupos o guías turísticos en el desarrollo de sus tareas, previa presentación de su carné
– Personas con alguna minusvalía física o psíquica, previa acreditación
– Visitas patrocinadas por el Ayuntamiento, previa resolución que así lo declare.
– Visitas de miembros de la Asociación de Amigos do Arqueolóxico y del International Council of Museums.
– Visitas de miembros de la Asociación Española de Museólogos.
– Semana de la ciencia y Semana de la ciencia en la calle.
– Tercer sábado de cada mes, entre octubre y junio.
– Periodistas, presentando acreditación.
– Personal docente debidamente acreditado.
– Usuarios de la Tarjeta turística.
– El Día Internacional de los Museos.
– Todos los lunes del año.
Más información
http://www.torredeherculesacoruna.com

torredehercules@coruna.es

Titularidad

El edificio es de titularidad del Estado quien la ejerce a través de la Autoridad Portuaria da Coruña.

Mediante convenio con el Ayuntamiento de A coruña, el Consorcio de Turismo da Coruña gestiona la explotación museística.

Datos de interés:

Declarada Bien de Interés Cultural en 1931 y monumento Patrimonio de la Humanidad en 2009.

Datos geográficos:

La Torre de Hércules está situada en la costa norte de la península coruñesa, en un cerro de unos 50 metros de altitud.

En sus alrededores se encuentra el Parque Escultórico de la Torre de Hércules.

HISTORIA

Ubicada entre la ensenada del Orzán y el Golfo Ártabro se yergue la torre de Hércules, el faro más antiguo del mundo aún en funcionamiento.

Siglos antes de Cristo, existía en la bahía coruñesa un poblado de origen celta conocido cómo Brigantia en el que habitaban los ártabros.

Por su situación estratégica, se construye la torre de Hércules para guiar las embarcaciones que navegaban hacia las Islas Británicas en la busca de estaño, cobre y hierro.

Su autor fue el arquitecto Cayo Servio Lupo natural de Coímbra, que dedica su obra al dios de la guerra Marte, tal y como se puede leer en una inscripción al pie de la torre.

La torre de Hércules sirve de faro durante los siglos de la romanización, hasta que en el siglo V, los ataques normandos obligan a los habitantes de esa población primitiva llamada Brigantia a su abandono, y a refugiarse en el interior.

Es en el siglo XIII cuando Alfonso IX reconstruye y puebla el viejo puerto dándole como nombre Crunia.

Comienzan así unos siglos de prosperidad y crecimiento propiciados por el comercio marítimo. Sin embargo la torre de Hércules continua abandonada, utilizándose en el siglo XVI buena parte de sus piedras para construir el castillo de Santo Antón, y las murallas que defenderían la ciudad de los ataques ingleses.

Habrá que esperar hasta el siglo XVIII para ver como la torre recupera su protagonismo y función de faro.

En esa época, A Coruña vive una intensa actividad comercial con las Indias. Barcos de América y otros puertos europeos y españoles llegan al puerto con preciadas mercancías, surge así la necesidad de dotar al puerto con un faro que guíe y haga más segura la navegación.

Aprobada la obra por Carlos III, lleva a cabo a restauración de la Torre de Hércules el arquitecto extremeño Eustaquio Gianini, iniciando los trabajos que le darían el aspecto actual en julio de 1788, para finalizar en 1791.

Hace 2000 años que el faro milenario encendió por primera vez su luz convirtiéndose en punto de referencia para navegantes y visita obligada para viajeros. De ahí que la torre de Hércules haya sido declarada monumento Patrimonio de la Humanidad en 2009.

LA VISITA

Sobre una colina de 60 metros sobre el nivel del mar, y con una altura de 59 metros, se alza el símbolo de la ciudad de A Coruña, la Torre de Hércules.
La visión actual del exterior de la Torre no permite ver ningún resto romano, ya que estos se hallan en su interior.

Los muros romanos de la antigua Torre forman una planta cuadrada con una cruz inscrita en su interior, que articula cuatro cámaras abovedadas que inicialmente se comunicaban dos a dos. En altura, el núcleo de la Torre se divide en tres pisos. El último y más alto estaba coronado con una cúpula donde se encendía el fuego. La comunicación entre los pisos era exterior, posiblemente a través de una rampa o escalera que ascendía rodeando el cuerpo de la Torre. La creencia popular asegura que por esta rampa podían subir carros que transportaban el combustible para el faro.

Lo que contemplamos en la actualidad corresponde a la restauración llevada a cabo por Eustaquio Giannini en el siglo XVIII, presentando un marcado estilo Neoclásico. Giannini reviste la antigua Torre con un “forro” hecho en sillares de granito, lo que le proporciona mayor volumen. Redistribuye las ventanas y puertas, y construye una escalera interior de piedra. Finalmente desmontó la cúpula y en su lugar elevó un edifcio de cuerpo octogonal en el que alojó el faro.
Una banda diagonal recorre actualmente la Torre de Hércules en recuerdo de la primitiva rampa.

En la actualidad el acceso a la Torre permite apreciar las últimas excavaciones llevadas a cabo. Desde su base y tras subir sus 234 escalones, se llega al mirador desde donde se contempla una espectacular vista de A Coruña. A lo lejos las rías de Sada y Betanzos, Ares y Ferrol y hacia el oeste, las islas Sisargas frente a Malpica.

Cada noche, comienza a funcionar el faro. Con un intervalo de 20 segundos emite un grupo de 4 destellos blancos visibles a 24 millas. Los días de niebla una señal sonora, audible a 7 millas, facilita la navegación costera y la entrada de los navíos al puerto de A Coruña.