EL EQUIPAJE DEL PEREGRINO

Debemos seleccionar el material imprescindible y con el mínimo peso posible y recordar que a lo largo de todo el camino encontraremos tiendas y farmacias donde encontrar cualquier objeto necesario. 

Lo básico sería: 

  • 1.- Mochila. De entre 30 y 45 litros de capacidad. Anatómica y de altura regulable. La elección de la mochila junto con las botas es la más importante en cuanto a la preparación del material para el camino. La capacidad en litros decidirá sobre el peso final que cargues. 
  • 2.- Saco de dormir. Los hay ultraligeros de montaña. Es imprescindible si vamos a dormir en albergues, aunque en verano puede ser suficiente un “saco sábana”. La mayoría de los sacos de dormir que hay en el mercado no son indicados para el camino, ya que están orientados para acampada, montañismo, alpinismo…Hay un concepto importante a la hora de elegir el saco de dormir: el grado de confort. En verano con uno de +15 grados de confort nos llegaría. Algunos de estos sólo pesan 700 gramos. Para el resto de las épocas necesitamos uno de +10 o +5 que no supere el un kilo de peso
  • 3.- Cantimplora. La típica de montaña, o una botella de plástico rígido de al menos un litro. 
  • 4.- Bastones o Bordón. Para marcar el paso y tener un punto de apoyo en las subidas y bajadas. 
  • 5- El calzado para caminar suelen ser zapatillas de senderismo de caña baja o media y lo más ligeras posibles, cómodas y adaptadas, es decir ya rodadas con su dueño. Tampoco podemos olvidar las chanclas para las duchas. 
  • 6.- En cuanto a la ropa es recomendable llevar camisetas técnicas para caminar y otras para el descanso. Lo mismo sucede con los pantalones uno para caminar y otro para el descanso. Dos mudas cómodas con poca costura para evitar rozaduras y dos o tres pares de calcetines. Algo fundamental es llevar también sombrero o visera. Por último recordar que si haces el camino por la zona norte de España es mucho más lluviosa por lo que se recomienda siempre, ya sea verano o invierno llevar una capa impermeable que cubre incluso la mochila 
  • 7.- Utensilios de higiene personal en formato pequeño y de viaje para ahorrar peso. Sin olvidar la crema solar de alta protección. Una toalla fina. 
  • 8.- Un pequeño botiquín con tijeras, tiritas, antisépticos 
  • 9.- No olvidar la documentación, dinero, tarjeta sanitaria y la credencial del peregrino para ir sellando.