RUTAS TERMALES POR OURENSE

A su paso por Ourense, el río Miño, rico en depósitos de oro, dibuja un paisaje de orillas frondosas donde aguas fluviales y termales conviven en un entorno natural inigualable a solo unos pasos del centro de la ciudad. La Ruta Termal del Miño la forman cinco kilómetros de senda peatonal; un espacio ideal para disfrutar de un baño en plena naturaleza, sea invierno o verano.

A CHAVASQUEIRA.

Estas pozas termales son de uso gratuito y se encuentran en uno de los margenes del Río Miño. Son las primeras que se acondicionaron en la ciudad para uso y disfrute de vecinos y visitantes.Sus aguas tienen una temperatura de 43ºC para el baño. Son indicadas para tratamientos de reuma, artritis, asma o infecciones de la piel. Son aguas bicarbonatadas, fluoradas, y sulfuradas de mineralización media. 

FUENTE O TINTEIRO

Es uno de los sitios más visitados en cuanto a aguas termales se refiere en la ciudad de Ourense es la fuente de O Tinteiro. Desde hace muchos años a las aguas de este manantial se les han atribuido poderes curativos. Ayudan a la cicatrización de heridas, son recomendadas para afecciones bucales, acné, eczema atópico y ulceras varicosas. Su composición se caracteriza por ser aguas de mineralización débil, alcalinas, sulfuradas, fluoradas y mesotermales. La temperatura a la que manan estas aguas es cercana a los 43ºC.

MUÍÑO DA VEIGA

Ubicado en pleno cauce del río Miño, se trata de un conjunto termal al aire libre al pie de un antiguo molino en madera totalmente restaurado. El espacio de baño está rodeado de una amplia zona recreativa integrada en la naturaleza. El conjunto lo forman cinco piscinas: un vaso principal de 200 m2, un segundo de 130 m2 y otros dos más pequeños de 55 y 45 m2, además de un vaso de agua fría para baños de contraste. El agua de baño ronda aquí los 40ºC. Todo el recinto está alimentado por varias surgencias manando a temperaturas de entre 65 y 72ºC, algunas de las más calientes de la Península.

ESTACIÓN TERMAL A CHAVASQUEIRA.

Temperaturas de 62,8 y 63 ºC aproximadamente abastecen estas termas, unas instalaciones que reproducen un circuito lúdico-termal japonés inspirado en la cultura termal del Onsen. La estación comprende Rotenburo (combinación de tres piscinas termales de piedra al aire libre con agua a 41ºC), Ofuro (baño interior de piedra a 39ºC) Templarium (sauna zen de piedra y pizarra a 40ºC y 70% de humedad) y Sudarium (sauna japonesa de piedra y madera a 45º C y 85% de humedad). Se ubican en la Ruta Termal del río Miño.

ESTACIÓN TERMAL DAS BURGAS.

Estas instalaciones, desde el 2010, supusieron para Ourense, la primera zona de baños termales en pleno Casco Histórico: una piscina al aire libre de más de 200 m2, con terraza para baños de sol. Por su emplazamiento privilegiado y su integración en el entorno urbano es una instalación única en la Península.

La piscina se ubica en las inmediaciones de la Burga de Abaixo, fuente termal emblema de la ciudad diseñada en estilo neoclásico de mediados del siglo XIX. Fuente y piscina se alimentan de una surgencia de agua minero- medicinal de la que manan más de 300 litros de agua por minuto a 67ºC.

La playa de A Lanzada (iStock)