POSTRES TÍPICOS DE GALICIA (I)

Ya hace algún tiempo os hablamos de los platos típicos de nuestra gastronomía. La cocina tradicional gallega se caracteriza por su sencillez y la excelente calidad de sus ingredientes.

En especial los postres son un auténtico arte culinario. Se preparan a base de almendras, huevo, mantequilla, castañas, azúcar o miel. Dependiendo de la estación del año o festividad en la que nos encontremos, hallaremos un dulce representativo. Algunos de los más conocidos son:

Filloas

Es un postre típico de Galicia, León y Asturias. Sus ingredientes principales son: harina, huevos, caldo o leche y opcionalmente azúcar o miel. Podríamos decir que son muy similares a las crêpes de la Bretaña francesa pero mientras que estas sirven como envoltura a otros ingredientes salados, las filloas suelen comerse solas o rellenas de una crema dulce: nata, chocolate, membrillo, crema pastelera… Son típicas del carnaval.

Tarta de Santiago

Es el postre por excelencia del Camino de Santiago. Según los expertos la tarta de Santiago tiene su cuna en Portomarín aunque pronto se convirtió en el dulce típico de la repostería compostelana. Actualmente podemos encontrarla en casi todas las pastelerías de las poblaciones que integran la ruta jacobea.

Su ingrediente principal son las almendras trituradas a las que se agregan huevos y azúcar a partes iguales hasta obtener una masa compacta. Luego se le añade mantequilla o manteca y se hornea aproximadamente 45 minutos hasta que el bizcocho esté listo. Como detalle final se espolvorea azúcar fino sobre una plantilla con la cruz de Santiago, de modo que al retirarla quede impresa la silueta.

El resultado final es un bizcocho de textura esponjosa y algo granulada. Algunas recetas incluyen también canela, ralladura de limón e incluso aguardiente de hierbas para darle un poco de aroma.

Larpeira

Es un pan dulce relleno de crema pastelera con un toque de anís. Típico de toda Galicia.

Melindres

Son unas rosquillas pequeñas y dulces a base de huevos, manteca y harina de trigo. Están cubiertas de azúcar glaseado.

Los melindres son típicos de la repostería gallega especialmente de localidades como Melide, Ponteareas, Silleda y Allariz.

Orejas de carnaval

Son, junto con las filloas, el postre característico de esta festividad. Consisten en una masa fina y crujiente elaborada con harina, huevo, leche, manteca, canela y anís. Con ello se preparan unas láminas muy finas que se fríen en una sartén con aceite de girasol. Una vez que enfrían se espolvorea azúcar sobre su superficie.